Recuperación

La iniciativa de recuperar el sitio donde funcionó el Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio “Olimpo” (CCDTyE) surgió de la demanda de un grupo de vecinos del lugar comprometidos con la lucha por la memoria, sobrevivientes de este CCDTyE y organismos de Derechos Humanos.

Durante los últimos meses de 1983, hacia el final de la dictadura militar, comenzaron a aparecer en los medios de comunicación noticias haciendo referencia a la existencia del “Olimpo” como Centro Clandestino de Detención. Esto se daba a raíz del inicio de la investigación judicial por la desaparición de Alfredo Giorgi, quien fue visto con vida por última vez en este lugar. Esta es una de las primeras instancias en la que el sitio comenzó a ser “escrachado”. Luego, gracias a los testimonios aportados por sobrevivientes ante la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) y diferentes organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales y el posterior “Juicio a las Juntas”, el “Olimpo” siguió siendo eje de diversos informes periodísticos.

A partir de los años ‘90 se impulsaron distintos proyectos y actividades territoriales centrados en la Memoria sobre lo sucedido durante la última dictadura militar y en particular en este Centro Clandestino de Detención. Se realizaron diversas marchas, escraches y festivales tendientes al desalojo de la Policía Federal del predio. Toda esta participación popular encontró un gran impulso luego de diciembre de 2001, con la creación de múltiples asambleas barriales en la zona. De esta manera, mucha gente encontró nuevos canales de participación y lucha en el barrio.

Producto de estas movilizaciones, en octubre del 2004, se firmó un convenio entre la Presidencia de la Nación y la Jefatura del Gobierno de la Ciudad, que estableció la transferencia del dominio del predio para que funcione “un sitio de recuperación de la memoria histórica de los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado y de promoción de los derechos humanos y los valores democráticos”. El 8 de junio de 2005 el traspaso se hizo efectivo.